La FUSIÓN nuclear consiste en la unión de varios átomos para formar otro más pesado desprendiendo mayor energía que en la FISIÓN nuclear.

Para lograr esta reacción, se necesitan altas temperaturas que solo se obtienen con reactores nucleares, y tienen lugar con núcleos ligeros poco estables como el hidrógeno, el helio e isótopos de éstos.

Este proceso ha dado lugar, en el terreno bélico a la bomba de hidrógeno, cada segundo, millones de toneladas de átomos de hidrógeno chocan entre sí bajo altas temperaturas y presiones del sol, la energía que se desprende hace posible la vida en la tierra.